Noticias

El servicio de drones de la Policía Local de Sant Josep, el primero de Balears registrado y autorizado por la AESA, realiza más de 50 vuelos anuales en casos de emergencia y de aplicación de las ordenanzas

19 agosto, 2019

L’Ajuntament de Sant Josep ha hecho balance del servicio de drones puesto en marcha en el municipio con personal debidamente acreditado para pilotar estos aparatos que realiza una media anual de 50 vuelos para actuar en multitud de intervenciones. Estos despliegues se hacen en situaciones de emergencia como rescates, en los que el rastreo desde el aire ha permitido reducir de forma muy considerable las batidas por tierra, sobre todo en zonas de difícil acceso donde los medios humanos ponen en peligro su integridad física , con una reducción del riesgo al que se exponen. La Policía Local de San José dispone de 4 pilotos titulados para operar el drones y otros 4 más de la agrupación local de Protección Civil, siendo el único municipio de Balears con policías acreditados para operar estos aparatos y con el único cuerpo de Policía Local registrado en la AESA como operadora de drones y uno de los primeros de todo el Estado.
El teniente de alcalde Ángel Luis Guerrero, consideró que «la pequeña inversión inicial para disponer de este servicio» (2.500 euros por la compra del Dron y 1.500 para la formación de cada piloto) «está más que amortizada» por los resultados obtenidos no sólo en los casos de rescate sino también en otros usos como la documentación de infracciones o como elemento de coordinación en intervenciones policiales, por ejemplo en la persecución de la venta ambulante.
El jefe del cuerpo, José Antonio Granados, destacó que el hecho de que los policías operen el aparato hace que el material grabado por ellos se convierta en una prueba de forma automática en el instrucción de cualquier expediente.
Esta herramienta también se emplea de forma regular para la elaboración de los atestados para documentar cualquier accidente de tráfico. Esto ha supuesto una importante mejora debido a que las mediciones topográficas que se obtienen se incorporan automáticamente al mapas y ahorran tener que hacer la exhaustiva cantidad de mediciones que se requerían hasta su incorporación para la documentación de un siniestro.
Más allá de eso, Granados ha recordado que un servicio como éste «debe cumplir un estricto marco legal» y en el caso de San José se vuela siempre con la máxima coordinación con los responsables de la seguridad aérea y se informa de cada vuelo en la torre de control del aeropuerto de Ibiza.
De hecho, desde la Policía Local llaman a la responsabilidad en el uso de estos aparatos, estrictamente regulados por la normativa, y advierten del riesgo que puede suponer un manejo temerario de los drones.