Noticias

L’Ajuntament de Sant Josep de sa Talaia empleará astillas procedentes de la limpieza de bosques de Eivissa para las calderas de biomasa de las piscinas municipales

23 agosto, 2019

L’Ajuntament de Sant Josep de sa Talaia ha adjudicado el suministro de astilla de biomasa para los próximos dos años a una empresa que se compromete a suministrar material procedente de la limpieza de bosques locales, mediante planes de gestión aprobados por el Govern balear.

Esta era una de las condiciones estipuladas en el pliego de condiciones que deberá cumplir la adjudicataria, Ingenia Ambiente & Naturaleza. Con este requisito «se pretende fomentar y potenciar el mantenimiento de las zonas forestales del municipio y de la isla de Eivissa, que es un punto clave en la prevención de incendios forestales, así como reducir el impacto ambiental de tener que transportar fragmento de fuera de la isla «, ha dicho la concejala de Medio Ambiente de Sant Josep, Mónica Fernández.

Se estima que anualmente se consumirán unas 330 toneladas de astilla y el contrato se ha adjudicado por un importe de 67.200 € anuales, que variará en función del consumo real de la caldera. Con el uso de astilla de biomasa, además de las mejoras ambientales, se produce un ahorro económico en el consumo de al menos un 25% respecto a una caldera de gasóleo tradicional.

Con este contrato, el ayuntamiento quiere seguir trabajando en la incorporación de criterios ambientales en la contratación pública que permitan reducir el impacto de las actividades sobre el medio ambiente y dar ejemplo sobre las posibilidades y alternativas más sostenibles que existen actualmente.

La empresa se compromete a suministrar la cantidad necesaria para alimentar las calderas de la piscina municipal de Sant Josep, que varía a lo largo del año. De hecho, en invierno la demanda es tres o cuatro veces superior a la del verano, cuando ha comenzado a operar esta empresa.

El contrato también fija las características que debe cumplir la astilla de biomasa (granulometría, densidad, humedad), apta para la caldera de biomasa que se puso en marcha el año 2014 en las piscinas de San José y fue financiada con una ayuda del 80% por parte del Programa comarcal de las Islas Pitiüses LEADER.

La empresa se ha comprometido a ejecutar determinadas mejoras que garantizarán un mejor servicio y un mayor conocimiento del material suministrado. Se llevarán a cabo dos estudios para determinar la huella de carbono del transporte de la astilla hasta la caldera de biomasa y para determinar el ahorro de las emisiones de dióxido de carbono respecto al uso de una caldera de gasoil desde la puesta en marcha de la caldera de biomasa en el año 2014.

Asimismo, la empresa se ha comprometido a instalar una pantalla informativa en la entrada de la piscina para dar a conocer la existencia de la caldera de biomasa y los ahorros en emisiones de gases. Finalmente, la empresa mejorará la granulometría de la astilla suministrada, lo que permite un mejor funcionamiento de la caldera y un mayor aprovechamiento térmico del material.

Mensualmente se recogerá una muestra del material suministrado que se enviará a un laboratorio acreditado para analizar las características del material (densidad, humedad, poder calorífico, granulometría, cenizas, etc.). Los resultados de estas muestras permitirán conocer en detalle las características del material y servirá para terminar de definir la facturación, que depende en parte de la calidad del material.

Sant Josep de sa Talaia, 23 d’agost 2016