Noticias

L’Ajuntament de Sant Josep pone en funcionamiento el bombeo de Puig Cardona por el suministro en Can Frigoles, se Coll den Jondal y Sa Caleta con agua desalada, que ya llega a todo el municipio

2 octubre, 2019

Con la entrada en servicio del nuevo bombeo que suministra a las áreas de sa Caleta, Can Frigoles y se Coll den Jondal, el agua buena ya llega a todos los rincones del municipio de Sant Josep, en línea con las recomendaciones para una gestión sostenible del agua. L’Ajuntament de Sant Josep ha completado las pruebas del nuevo bombeo situado en Puig Cardona, ha entrado en funcionamiento este tramo, cuatro años después de iniciar los proyectos y las obras necesarias para poder abastecer todo el municipio de Sant Josep de sa Talaia de agua desalada «con el que a día de hoy se suministra agua buena al 100% del municipio», ha declarado el alcalde, Josep Marí Ribas. Estas mejoras han supuesto una inversión global de siete millones de euros, financiados íntegramente con fondos municipales.

El estado saneado del Ayuntamiento ha permitido acometer esta importante inversión sin una repercusión directa en el precio del agua que pagan los ciudadanos. De hecho, a pesar de suministrarse al 100% con agua desalada, con un coste de producción mucho más elevado que la de pozo -que además es de una calidad inferior a día de hoy-, el precio del metro cúbico se sitúa de media muy por debajo de lo que pagan en la isla vecinos de municipios donde el agua desalada no representa más que una pequeña parte de su abastecimiento.


Consumir sólo agua de desaladora es la forma más sostenible de gestionar un recurso tan escaso en la isla como es el agua. Así, Sant Josep deja «descansar y regenerarse sus acuíferos, que han sido muy dañados durante años», dijo Marí Ribas. Esto sigue la recomendación de los responsables de Abaqua de reservar los pozos para atender la punta de demanda que se pueda producir durante los meses de verano el suministro.

El núcleo urbano de Sant Josep y las zonas del aeropuerto, es Cubells, sa Caleta y es Jondal, que han sido las últimas en conectarse, han comenzado a recibir agua desalada desde la noche de ayer, uniéndose en Cala de Bou, Port des Torrent, las calas de Ponent, Sant Jordi y en Platja d’en Bossa, donde el suministro de las plantas desaladoras se puso en marcha hace aproximadamente dos años.

Hasta esta última actuación, el agua desalada ya alcanzaba el 90 por ciento de los abonados del municipio. También coincidía el hecho de que, cuando se completó la canalización que debía evitar ses Coves Fosques para suministrar el área de sa Caleta desde otro punto de abastecimiento, Abaqua no disponía de suficiente producción para suministrar el agua desalada necesaria. Esta situación se pueden revertir con la bajada de demanda que lleva el tramo final de la campaña turística.

En el momento de mayor consumo, la agencia balear ha suministrado hasta 18.000 metros cúbicos en el municipio, de los 21.000 que hacían falta para cubrir la demanda. Estos 3.000 metros cúbicos de déficit han obligado a abastecer un área del municipio con agua de pozo, pero con la entrada en servicio de la nueva tubería que suministra Sant Josep desde Puig Cardona, prevista para este mes, hará subir sustancialmente la eficiencia de la red municipal, con lo que se dispondrá de agua suficiente para atender la demanda.

Sant Josep de sa Talaia, 2 de octubre de 2019